Éditions Ruedo ibérico
ERi > Historia > Cronología de Eri
Cronología

1961

Son fundadas en Paris las Editions Ruedo ibérico como SARL (sociedad de responsabilidad limitada) por cinco socios amigos, todos refugiados políticos con clara orientación antifranquista. El objeto es publicar, independientemente de toda influencia partidista, libros de historia, economia, sociología y politíca prohibidos por la censura en España y en respuesta a la propaganda franquista.

Se idean y convocan los Premios Ruedo ibérico de Novela y de Poesía.

1962

Se publican -y tienen enseguida un éxito notable- dos títulos emblemáticos de la editorial: El Laberinto español de Gerald Brenan y La guerra civil española de Hugh Thomas, iniciando la colección faro España contemporánea.

En febrero se celebran los Premios Ruedo ibérico con ocasión del homenaje rendido cada año a Antonio Machado en Collioure. El jurado del premio de novela está formado por Carlos Barral, Antonio Ferres, Juan García Hortelano y Juan Goytisolo entre otros. Se otorga el premio a la novela Año tras año de Armando López Salinas. El jurado del premio de poesia, formado por José María Castellet, Gabriel Celaya, Jaime Gil de Biedma y José Angel Valente, escoge Grado elemental de Angel González.

Se publica el Laberinto español en francés con la idea de abarcar también el mercado francés. De hecho, el libro será enseguida incluido en el programa de estudios de los colegios franceses.

Otros libros publicados en este año: Fryer/Pinheiro, El Portugal de Salazar, Fernández de Castro, La demagogia de los hechos, dos antologías de poesía Versos para Antonio Machado y España canta a Cuba y los Episodios nacionales de Gabriel Celaya.

Un corredor de libros que cubre el país vasco francés, Henri Cérézuelle, propone distribuirnos en esta zona, donde enseguida hubo una gran demanda de libros publicados por Ruedo ibérico.

1963

Empiezan a llegar a París numerosos estudiantes españoles, becados por el gobierno francés, muchos de ellos provenientes del Frente de Liberación Popular (Felipe) que encuentran en Ruedo ibérico una tribuna donde expresarse. Su colaboración en la concepción y realización de España hoy es fundamental.

Se publican el testimonio Diario de la guerra de España de Mijail Koltsov, traducido por primera vez del ruso, El mito de la cruzada de Franco de Herbert R. Southworth, uno de los mejores conocedores de la guerra civil y la bibliografía que ya ha suscitado, así como su traducción al francés, y a finales del año España hoy, libro testimonio enteramente concebido por la editorial como respuesta a los 25 años de paz festejados por el régimen franquista.

Los tres libros serán objeto de críticas en el Boletín de Orientación Bibliográfica (BOB) publicado por el Ministerio de información y turismo español, que inicia su andadura precisamente en este año y desaparecerá en 1976, habiendo entretanto criticado unos 35 libros publicados por Ruedo ibérico.

Se publican además La pell de brau de Salvador Espriu, con una espléndida nota crítica de Maria Aurèlia Capmany, y la edición en francés del Portugal de Salazar.

1964

Se encuentra un local, un poco más adaptado a las necesidades de una editorial con un stock que va creciendo, en la rue Aubriot donde empieza a llegar gente que quiere conocer la editorial y colaborar, como por ejemplo Luciano Rincón que a lo largo de los años tanto trabajará tanto cómo autor de libros que cómo articulista en Cuadernos de Ruedo ibérico. De hecho, se publican enseguida dos libros suyos: Nuestros primeros 25 años y Franco. Historia de un mesianismo, los dos criticados en el BOB.

Se publican además Alvarez del Vayo, China vence y dos libros de poesía, Carlos Alvarez, Noticias del más acá y la edición completa de Blas de Otero, Que trata de España.

Empiezan las relaciones comerciales con Rufino Torres de Barcelona que será hasta el final el distribuidor de Ruedo ibérico en España. Los libros se importan y se venden clandestinamente por razones óbvias.

1965

En estos años se entablan relaciones con las más importantes editoriales latinoamericanas como por ejemplo Joaquín Mortíz, Siglo XXI y Era en Mexico, y un largo etcétera, de las cuales interesaba sobre todo el fondo de libros prohibidos en España que se difundiran en Europa.

Se editan las versiones española y francesa de Stanley Payne, Falange. Historia del fascismo español, la novela futurista de Luciano Rincón Mañana, la edición original de Campo francés de Max Aub y empieza una fructífera colaboración con Isaac Díaz Pardo, que nos da a publicar El pensamiento político de Castelao.

Empieza la aventura de Cuadernos de Ruedo ibérico, para la cronología de los cuales reenviamos al Indice completo y a los artículos de Aránzazu Sarría Buil.

1966

Se publican el estudio de Joaquín Maurin, Revolución y contrarrevolución en España, la traducción del francés de Pierre Jalée, El saqueo del tercer mundo y el libro colectivo Galicia hoy que aporta Isaac Díaz Pardo ya en fotolitos.

Como los primeros números de Cuadernos de Ruedo ibérico han suscitado cantidad de artículos demasiado especializados o extensos para el marco de la revista, se fabrica y edita el primer suplemento Horizonte español 1966 en dos tomos.

1967

Francisco Fernández Santos visita Cuba y nos trae de allí el material para editar el segundo suplemento a la revista, Cuba, una revolución en marcha. Se publica el primer libro sobre el Opus Dei, el de Daniel Artigues, El Opus Dei en España, así cómo el testimonio del pintor Luis Quintanilla, Los rehenes del Alcazar de Toledo y un libro de ensayos de Juan Goytisolo, El furgón de cola . Se termina por publicar la aventura editorial que supuso el libro de Maximiano García Venero, La Falange en la guerra y las notas de Herbert Southworth a este libro que se publican a parte con el título de Antifalange. Ambos libros, así cómo el de Quintanilla, suscitan una acerba crítica en el BOB.

Se traduce y edita la segunda edición revisada y aumentada del libro de Hugh Thomas.

1968

A principios de año José Martínez es invitado a asistir al Congreso Cultural de La Habana, y lo aprovecha para presentar allí Cuba, una revolución en marcha con la idea que los cubanos nos compren un cierto número de ejemplares. Reestablece efectivamente las relaciones con el Instituto del Libro del cual las publicaciones son muy buscadas por las bibliotecas universitarias, americanas en particular.

La expulsión sin más del local de la rue Aubriot a raíz de la remodelación del barrio Le Marais representa una catástrofe que se supera en pequeña medida trasladando los despachos y el ya importante stock de libros a un almacen prestado por François Maspero en la banlieue de Paris.

A pesar de este trance, se publican libros tan importantes cómo el de Juan Martínez Alier, La estabilidad del latifundismo y De las Cortes de Cádiz al Plan de desarrollo de Ignacio Fernández de Castro, además del Diario del Che en Bolivia y la edición en francés del Opus Dei en España de Daniel Artigues. Se inicia la colección Biblioteca de Cultura Socialista con el polémico libro de Jacek Kuron y Karel Modzelewski, Socialismo o burocracia y se edita el segundo libro de Stanley Payne, Los militares y la política en la España contemporánea.

1969

Se publican dos libros sobre los exilados españoles, un pequeño estudio de David Pike, Vae Victis y el libro de Antonio Vilanova, Los olvidados, dónde por primera vez se habla de la odisea de los refugiados españoles a través de la Europa en guerra. Se critica a Manuel Fraga, ministro de información, con el libro de Gonzalo Dueñas, La Ley de prensa de Fraga, empieza la publicación de las obras de León Trotsky con Literatura y revolución y sale el segundo libro de la colección Biblioteca de Cultura Socialista: Nicolai Bujarin, La economía mundial y el imperialismo.

1970

En este año se encuentra por fin un local en la rue de Latran donde abrigar despachos, librería al público, y parte del stock. Una nueva etapa que empieza con un libro sumamente polémico, el de Jesús Ynfante, La prodigiosa aventura del Opus Dei, que enseguida hace mella en España y atrae una clientela abigarrada a la librería. La anécdota es que todo el mundo va por la lista (de miembros del Opus Dei) y nadie percibe que una de las informaciones más importantes que lleva el libro son los estatutos del Opus Dei -hasta ahora estrictamente secretos- traducidos del latin al castellano. Otra anécdota es que una editorial francesa y una alemana compran los derechos de publicación del libro. Sin embargo, estas traducciones nunca ven la luz, véte a saber por qué...

Se crea la colección El viejo topo con tres títulos: Wilhelm Reich, La revolución sexual, Paul Cardan, Capitalismo moderno y revolución y Claude Lefort, Qué es la burocracia, se publica el importante estudio de Fernando Claudín, La crisis del movimiento comunista, más el clásico libro de Karl Kautsky, La cuestión agraria y el libro de Robert Colodny sobre El asedio de Madrid.

1971

Este año está marcado por la presencia de Ruedo ibérico en la Feria internacional del libro en Frankfurt. El stand está situado entre los stands de los editores españoles y hace sensación. El resultado es que el régimen franquista tiene que tomar conciencia de que Ruedo ibérico es clandestino solo en España.

Se entablan relaciones con algunas editoriales españolas afines como Anagrama, Fundamentos, Visor, Llibres de Sinera y Edicions Catalanes de Paris para incluir su producción en la red de distribuidores en Europa que se va ensanchando hacia Inglaterra, Bélgica, Italia y Suiza.

En Frankfurt, a parte del fondo ya publicado, se presentan unas novedades importantes como la nueva edición del libro de José Peirats, La CNT en la revolución española, publicado en tiempos por la editorial de la CNT pero agotado desde hacía años, el libro de Ian Gibson sobre La muerte de García Lorca y la represión nacionalista en Granada, que obtendrá el Premio Internacional de la prensa en 1972, y que se publicó en original por Ruedo ibérico, porque ningún editor inglés se atrevía a editarlo, así cómo el libro de Kepa Salaberri, El proceso de Burgos, escrito y publicado en la urgencia.

Se publicaron además de Franz Borkenau, El reñidero español, de Jacques Georgel, El franquismo, de Andrés Nin, Problemas de la revolución española, una edición aumentada del libro de Artigues sobre El Opus Dei en España, el estudio de Raúl Martín, La contrarrevolución falangista, 1905. Resultados y perspectivas como segundo título de las obras de León Trotsky, la primera entrega del Romancero de la guerra civil: El romancero libertario, una novela de Xavier Domingo, El Dinero del Opus es nuestro y un libro de dibujos de Vazquez de Sola, El general franquísimo.

El régimen enjuicia y encarcela Luciano Rincón bajo la acusación de ser Luis Ramírez quien ha publicado en Ruedo ibérico libros contra el régimen.

1972

Es el año en el que quizás más libros se publican, a parte de Horizonte Español 1972, tres tomos sobre actualidad española como suplemento a la revista:

-Max Gallo, Historia de la España franquista,
-Guy Hermet, Los comunistas en España
-César M. Lorenzo, Los anarquistas españoles y el poder
-Martínez Alier, Cuba, economía y sociedad
-Julio Sanz Oller, Entre el fraude y la esperanza
-Xavier Domingo, Erótica hispánica y La viuda andaluza
-León Trotsky, Escritos sobre España y La revolución permanente
-Maurice Brinton, Los bolcheviques y el control obrero
-El pequeño libro pardo del general
-Bartoli, Calibán
-Serrano Vicens, La sexualidad femenina
-Rafael Calvo Serer, Franco frente al rey

Y evidentemente se acude a la Feria del Libro de Frankfurt.

Se convocan los Premios Ruedo ibérico 1974 que serán otorgados a tres obras originales e inéditas consagradas a la historia política durante el periodo 1936-1972 y dotadas cada una de un premio de 250.000 pts. El jurado será compuesto por autores de Ruedo ibérico. El objeto de estos premios es suscitar obras originales sobre esta época dejada en barbecho en el panorama editorial español por razones obvias.

1973

Se empieza a recibir la visita de emisarios de la oposición "democrática" que se va formando en España alrededor de Calvo Serer y que han entendido el formidable aparato de propaganda que podría ser Ruedo ibérico para ellos. Hacen intentos de comprarnos.

Se asiste por tercera vez a la Feria de Frankfurt, siempre con el mismo éxito.

En cambio, la actividad editorial se resiente del esfuerzo del año pasado y se publican solo de Miguel Martín, El colonialismo español en Marruecos, de León Trotsky, Historia de la revolución rusa, de Martín Sagrera, El des-cubrimiento del hombre, la Antología de la poesía erótica española de nuestro tiempo y La dictadura de los franquistas de Rafael Calvo Serer.

1974

Luciano Rincón sale de la carcel tras tres años de detención por delito de opinión.

Se publica Sáez Alba, La otra cosa nostra: La ACNP y el caso de El Correo de Andalucía, otro libro polémico pero que pasa casi desapercibido, la ACNP siendo mucho más secreta y discreta que el Opus Dei. Operación Ogro de Julen Aguirre sale en coedición con Ediciones Mugalde de Hendaya para evitar su secuestro por el Ministerio del Interior francés, Ruedo ibérico teniendo más superficie comercial. El libro relata fielmente el proceder de ETA para el ajusticiamiento de Carrero Blanco a finales del año pasado.

Se publican además:
-Ion Amsden, Convenios colectivos y lucha de clases en España
-Gabriel Jackson, Breve historia de la guerra civil
-Antonio Tellez, La guerrilla urbana
-Andrés Suárez, El proceso contra el POUM
-Martínez Alier, Los huacchilleros en el Perú
-Moncho Goicoechea, Viaje imaginario a la España tranquista
-Ramón de Alderete, Y estos Borbones nos quieren gobernar
y otro suplemento a la revista: El movimiento libertario español

Vence el plazo de entrega de manuscritos para el Premio Ruedo ibérico. Se ha presentado un solo manuscrito, obra colectiva emprendida bajo la tutela de un profesor francés, pero que, además, es incompleto y no publicable en el estado.

1975

El régimen, ya en agonía tras la enfermedad de Franco, da sus últimos coletazos poniendo una bomba en la rue de Latran, destruyendo parte de la librería mientras que se asista a la Feria de Frankfurt.

Se publican:
-Ian Gibson, La muerte de Federico García Lorca, segunda edición aumentada y revisada de la publicada en 1971, así cómo
-Octavio Alberola y Ariane de Gransac, El anarquismo español y la acción revolucionaria
-Ortzi, Historia de Euskadi: el nacionalismo vasco y ETA
-Noticias del Pays vasco, Euskadi, último estado de excepción
-Sala-Duran, Crítica de la izquierda autoritaria en Cataluña
-Marqués de Sade, La filosofía en el "boudoir"
-E. Arsan, Emmanuelle
y tres libros en francés:
-Gibson, La mort de García Lorca
-Jackson, Histoire de la guerre civile espagnole
-Southworth, La destruction de Guernica, tesis doctoral que se publicará en castellano en 1977.

Se empieza a pensar en trasladar Ruedo ibérico a España.

1976

El amigo Siegfried Blume empieza a pedir autorización, título por título, de importar los libros de Ruedo ibérico a España para una distribución libre. El ultimo libro a ser autorizado va a ser El laberinto español de Brenan, por absurdo que parezca.

Empieza la batalla de los editores alrededor de los libros publicados por Ruedo ibérico, el primero siendo La guerra civil de Hugh Thomas, el cual negocia ya directamente con Grijalbo una nueva edición, que se publicará primero por ERI en Paris y luego en Barcelona.

Se siguen publicando en Paris:
-Luis Ramírez, Franco. La obsesión de ser, la obsesión de poder, nueva edición de la biografía publicada en 1964
-El libro blanco de las cárceles franquistas
-Gasteiz, Vitoria, de la huelga a la matanza
-Jesús Ynfante, El ejército de Franco y de Juan Carlos
-Pierre Celhay, Consejos de guerra en España
-José Borras, Políticas de los exilados españoles
-José María del Valle, Las instituciones de la República española en exilio
-Cipriano Mera, Guerra, exilio y cárcel de un anarcosindicalista
-Javier Lavardin, El último pretendiente a la corona de España
-Carlos Franqui, Diario de la revolución cubana
-Trotsky, Escritos militares
-Alfonso Sastre, Balada de Carabanchel

1977

Este año, por fin, la embajada española consiente a dar un pasaporte a José Martínez que le permita volver a su país después de treinta años de exilio. Se empieza a instalar ERI en España bajo el nombre de Ibérica de Ediciones y Publicaciones, porque así se decidió para no llamar demasiado la atención desde principios. Pero se tardará todavía más de un año hasta obtener número de editor y poder publicar en España. Entretanto se publica en Paris, y entre otros, el muy importante libro de Burnett Bolloten, La révolution espagnole et la lutte pour le pouvoir, que se acepta publicar en francés a condición de la expresa promesa del autor de los derechos de publicación en castellano, pero Grijalbo fue más fuerte y los obtuvo al final. Además se publican todavía en París:

-Telesforo Tajuelo, El MIL, Puig Antich y los GARI
-Ramón Criado, Sáhara
-Georges Bataille, Historia del ojo
-Southworth, La destrucción de Guernica

1978

Se presenta Ruedo ibérico en abril en la galeria Maeght de Barcelona con la asistencia de Josep Tarradellas, amigo de José Martínez desde hacía años, y muchos antiguos y futuros colaboradores de la editorial y de la revista, sin contar los amigos y lectores. Se repite el acto en junio en la galería Sargadelos de Madrid.

Las actividades editoriales en España empiezan con dos golpes fuertes: Extremadura saqueada y las memorias de Juan García Oliver, El eco de los pasos. Se publican además Gérard y Sylvie Martí, Los discursos de la calle. Semiología de una campaña electoral , de Carlos Díaz, La actualidad del anarquismo y de Jacques Attali, Ruidos. Ensayo sobre la economía política de la música.

Y sale el primer número –61/62- de Cuadernos de Ruedo ibérico en España.

La prensa española publica bastantes artículos sobre Ruedo ibérico y algunos sobre el libro de García Oliver.

Se empieza a transferir todo el stock acumulado en Paris y se toman acuerdos para su distribución con el distribuidor en tiempos de clandestinidad, Rufino Torres. Los vaivenes entre Barcelona y Paris son incesantes y agotadores, además de reducir alarmantemente los pocos recursos financieros. Las ventas son decepcionantes: nadie ya quiere estos libros que han perdido su atractivo de la prohibición, y los pactos de la transición se hacen sentir: aquí no pasó nada...

1979

Por insistencia de los socios españoles se gestiona un crédito que permita publicar una serie de libros. Este crédito sin embargo es un fracaso rotundo, porque se entrega sobre libro ya pagado en lugar de financiarlo, lo que obliga a unos equilibrios inverosímiles. A pesar de esto, se edita en este año el último suplemento a la revista CNT, ser o no ser, y el último número -63/66- de Cuadernos de Ruedo ibérico.

1980

Se sacan a la calle de un golpe:
-Francisco Letamendia, Breve historia de Euskadi, reedición aumentada del libro de Ortzi publicado en 1975
-Alexandrian, Los libertadores del amor
-Alexandr Zinoviev, Radiante porvenir
-Provent y Ravignan, Revoluciones campesinas
-Leo Scheer, La sociedad sin amo
-Jean-Marie Pelt, Por una sociedad ecológica
-Yves Michaud, Violencia y política
-Mikel Dufrenne, Subversión/perversión

Los últimos siete no tienen nungún éxito por estar todavía a años luz de las preocupaciones de los españoles. Al contrario, los lectores consideran como terminada la tarea de Ruedo ibérico y no se dan cuenta que hay otra censura y no sólo la del régimen, contra la cual precisamente hay que luchar.

El canto del cisne es en 1982 cuando, con la ayuda de Isaac Díaz Pardo se publican los últimos tres libros:

-Juan Goytisolo, Crónicas sarracinas
-Romancero de la defensa de Madrid
-Romancero de la tierra

En vista de las cifras de venta catastróficas se decide liquidar la librería de Paris que aun subsistía a duras penas, y mandar treinta toneladas de libros a papel viejo, porque las ventas ni siquiera cubrían el alquiler del almacen.